Escúchas Radio Andamio

miércoles, 9 de diciembre de 2015

On 8:16 by MIRIAM Couceiro Castro   1 comment
Corría el 2015, corría tanto que casi se acababa ya y las personas, esos seres que tienen la empatía y la piedad como frontera entre ser gente o simples alimañas, seguían cabreándose por los mismos temas, llorando con las mismas penas y asustándose con los mismos miedos. 

Corría el 2015 y...lo leí, volví a ver algo que me estremeció, una noticia, como una gota de lluvia dispersa en la ventana, sin hacer ruido, silenciosa y bajando poco a poco por el vidrio y por mi garganta. Nadie hablaba del tema, nadie decía nada, nadie, nada...solo nosotras y nosotros, los de siempre, las y los de las banderas, a los y a las que poco nos importa el qué dirán, porque sabemos que si, que lo dicen, que se dice, que soy lesbiana, que el es bisexual, que aquel es gay, que ella es trans...que se dice, que "no se te note", que "se te nota". 

Corre el 2015 y leo y pienso...por cuántos caminos de soledad habrá tenido que pasar ella para ponerse un arma en el abdomen?, y su familia...cuantas veces la habrá visto llorar sin lagrimas?...y sus compañeras y compañeros, lo sabrían?...y la o las personas que le hayan hecho la vida imposible por desafiar su minúscula burbuja hetero-patriarcal, que pensarán ahora?, pensarán?, o, simplemente, estarán auto convenciéndose de que no son los responsables?. No lo se. Por mi parte yo solo pienso en ella y en su mujer, y en su madre y en su familia, pero sobre todo en ella. En que no está sola, en que desde aquí creo que la mejor respuesta es decir que somos muchas personas latiendo por las mismas causas, en que somos muchas las personas que empatizamos porque en mayor o menor medida sabemos lo que es la homofobia.

Habrá mucha gente que no le de importancia, habrá muchas personas que no se den cuenta de que la homofobia es una de las expresiones de odio mas repulsivas que existen sobre la faz de la tierra, pero hay otra gente que sabemos que hay mas de 70 estados en los que se sigue castigando a las personas lesbianas gay bisexuales o trans, sin embargo, este no es caso, aquí a quien se persigue y perseguirá es a los homofobos/as.

Creo que es necesario visibilizar la noticia de una agente que a pesar del amor por su trabajo no la han dejado ejercerlo con la mima libertad que a otros. Yo no voy a poner su nombre porque creo que con las iniciales basta, de quien quiero ver el nombre, completo, con apellidos, es de la alimaña que te ha llevado a hacer esto. Recupérate V.F.F, tod@s estamos contigo. 

1 comentario:

  1. Gracias por escribir y compartir este artículo con todas nosotras Miriam. Sobra decir que en el contenido concuerda perfectamente con la vivencia de tu amiga Vanessa. Es muy duro e injusto y todas las que hemos conocido y sentido esta cruel , inmunana , homófoba vivencia de Vanessa, nos sentimos indignadas , y con mucha rabia y dolor.¡¡ Animo Vanessa y recupérate pronto¡¡

    ResponderEliminar