Escúchas Radio Andamio

martes, 15 de marzo de 2016

On 10:59 by El Andamio de Enfrente in , , , ,    No comments

Soy Antía Fernández, protagonista de una noticia que ha dado la vuelta a España y ha alcanzado parte del extranjero. La noticia se produjo en Coruña, la ciudad en donde vivo. A las 12h del día 20 de Enero de 2016 Pili Neira Martínez, presidenta de Mudegá (Asociación de Mulleres Deportistas Galegas), me envió un mensaje de WhatsApp diciéndome que su compañera de Vigo había redactado una nota de prensa para agradecer al Club Deportivo Padre Faustino el gesto de normalización e integración llevado a cabo al incorporarme al equipo femenino Senior B de Voleibol Calsancias.

En ese momento yo creía que el Domingo, 24 de Enero, debutaría en un partido de voleibol de Segunda División Regional de la Federación Gallega de Voleibol y que podría hacerse eco de ello Andrés Ríos, al ser seguidor en Twitter desde hacía algún tiempo, y vinculado al DXT Campeón. Quizá algún otro periódico, como La Voz De Galicia o La Opinión de A Coruña. Sencilla y sinceramente, no esperaba que pasasen de citarlo en un recuadro de 6 u 8 líneas al margen de una página de deportes. Es más, creo que no me esperaba nada.
La sorpresa fue cuando contactamos Andres Ríos y yo y me pidió que le pasase unas fotos y yo le envié una hecha con mi BlackBerry en el Parque Europa, un día cualquiera. Le envié alguna más y él escogió esa, de modo que yo quedé encantada de su elección, porque me veo genial en esa foto. Pero no sólo me sorprendió eso, me dieron la contraportada del periódico y me pareció una pasada. Me encantó, claro que sí, me gustó y me hizo mucha ilusión, pero no creía merecerlo. Un ratito después me llamó P. Gómez, de La Voz De Galicia, y estuvimos hablando de ello y le pasé las mismas fotos que a Andrés Ríos. Aún no eran las 18h del Miércoles, 20 de Enero, y 2 medios ya me habían llamado y pedido fotos. Ingenua de mí creí que eso sería todo. Un Blog, donde escribe la conocida periodista Silvia Carregal, había publicado la nota de prensa de Mudegá íntegra. La Agencia EFE había distribuido la nota de prensa a los cuatro vientos y a eso de las 19:40h me vuelven a llamar de La Voz de Galicia para pedirme unas fotos hechas por su fotógrafo, Paco, quien se pondría a mi disposición. Yo tenía la tarde del Miércoles programada para ir a casa de una amiga a teñirme el pelo, una que es muy coqueta y ya tiene algunas canas que tapar... y la tarde se tornó una locura. Tenía que atender el teléfono con unos guantes de plástico limpios de cada vez, y se sucedían las llamadas de otros medios; MARCA y V Televisión. Quedé a las 21h en el Polideportivo Municipal del Barrio de las Flores con Paco, el fotógrafo de La Voz, llegué a las 21:15h conduciendo el coche de mi amiga, la que me había teñido y que atendía mi teléfono mientras llegábamos, emplazando a V Televisión y al MARCA a llamar después.

A esa cita llegué con la cara lavada, le pedí unos minutos al fotógrafo, mientras él colocaba los balones y estudiaba los encuadres, para maquillarme y pintarme los labios, entonces me hizo las fotos y una de esas fotos finalmente ha sido una de las más difundidas, salgo agarrando la red con la mano derecha desenfocada por la proximidad del objetivo, con una sudadera gris con un logotipo de colorines.

Al salir me esperaba Fernando M. Carreño del MARCA para hablar por teléfono y decirme, entre otras cosas, que se confirmaba que este Domingo me iba a convertir en la PRIMERA JUGADORA TRANSEXUAL DE VOLEIBOL DE ESPAÑA y, por ende, también se podría decir que iba a ser la PRIMERA DEPORTISTA TRANSEXUAL DE UN DEPORTE OLÍMPICO. Ya no cabía duda de una cosa que yo sospechaba ligeramente; que iba a ser la PRIMERA DEPORTISTA TRANSEXUAL DE GALICIA.

Y entonces se acabó el Miércoles, 20 de Enero, luego vino el Jueves 21, me llamaron a las 9h de Radio Voz, me encontré con ellos a las puertas del CIFP donde estoy matriculada de un Ciclo Medio de FP y salí a hacer la entrevista telefónica en la calle. En la página 44 de la Edición Impresa de La Voz De Galicia aparecía más de media página de texto dedicada a mí. Esto era más de lo que yo me esperaba. Y tanto que era más... durante el resto de la mañana tuve llamadas de TVG, V Televisión, La Ser, etc. y el Jueves por la tarde grabé una entrevista para el Telexornal de la TVG. La tarde del Viernes fui a Radio Coruña a grabar para La Ser con José Ramón De La Morena, para EL LARGUERO. Envié unas fotos para EL CORREO después de una larga conversación telefónica con una periodista llamada Julia Fernández Ruíz, y en internet empecé a ver referencias pequeñas de la nota de prensa de Mudegá en SPORT, Diario AS, Mundo Deportivo, EL PAÍS, etc. la verdad es que no sabría citarlos todos.

Mis perfiles personales de las redes sociales se llenaban de mensajes de periodistas que querían contactarme y el Coordinador Deportivo del CDPF, Luís Miguel Fernández, me avisaba cada vez que alguien le pedía mi teléfono. Grabamos con Amador, del MARCA, y con La Sexta Noticias, el Viernes a media mañana. Incluso me decía que había programas de TV a los que les había negado el contacto y consensuamos esos contactos, rechazamos algunos y aceptamos los que vimos oportunos. Tras todo ese trajín llegó el Sábado y por la tarde mis nervios me hicieron hundirme, sentía tanta presión que lloré... y le dije a una amiga; “tengo tanto pánico a lo que pueda pasar mañana en el partido que me dan ganas de no ir, de mandarlo todo a la mier...” También hablé con Luismi y con Pili Neira, la cuál se ofreció a acercarme en coche al pabellón para tranquilizarme y que no hiciera el camino sola. Amaneció el Domingo hice una foto de mi balón en la ventana, con el amanecer de fondo, y estaba a punto de salir cuando me llamaron por teléfono.
- Hola, Antía, disculpa que te llame a estas horas, somos de Noticias Cuatro y queríamos saber si es posible hablar contigo unos minutos antes del partido.

Así fue como ocurrieron las cosas. Quizá nadie que no fuera yo misma, que no fuera Pili Neira, que no fuera Luismi, entenderían cómo viví yo esa media semana previa a mi debut deportivo. Fueron días en los que no hubo entrenamiento, fueron días en los que no contacté con mis compañeras de equipo, fueron días en los que estuve sola, me sentí sola, yo le dije a la entrenadora y a Luismi varias veces que me preocupaba cómo podía afectar esto a mis compañeras, no dejaba de pensar en ellas, esto me venía grande y lo tuve que afrontar como pude, contando sólo con el apoyo de Pili y Luismi. Por si no era presión suficiente, yo tenía un reto muy particular al que quizá nadie sabe que me tuve que enfrentar... la indumentaria de juego. Ese short de voleibolista que forma parte de la equipación era insultantemente pequeño y yo tenía que hacer todo lo posible para que me quedase discreto. Fue un reto enorme lograr esa discreción que buscaba, pero pude conseguirlo (como suele pasar con muchas cosas).

Así llegó el momento del partido, jugué hecha un manojo de nervios, algo perdida, sí, pero haciendo lo que más me deseaba y apetecía;
- ¡Jugar al voleibol con mis compañeras de equipo, el Calasancias!

No olvidaré el momento en el que Marta me llama a su lado y me indica qué es lo que voy a tener que hacer en el campo, sustituyendo a Paula, con el dorsal número 3. Mi pequeño paso del exterior de la cancha al interior iba a ser inmortalizado como un momento histórico, pero lo más importante no era eso...

Lo más importante para mí era que tras 21 años de espera, mi sueño al fin se cumplía, atrás quedaba el recuerdo de tener que quedarme en las gradas, viendo a las compañeras con las que yo entrenaba en el instituto jugar. Ahora yo estaba en la cancha y en la grada una amiga con mi mismo nombre aplaudía orgullosa, su madre, cruzaba los dedos y me enviaba todo su apoyo, como el resto de la semana. Y había algunas otras personas que admiro y respeto que estaban en la grada para animar. Yo no lo sabía, pero por lo visto Elvira, la directora del Colexio Calasancias estaba dándole al bombo, según me contaron después. En ese momento recordé aquellos años con Roberto, mi entrenador del instituto, y con Eva, Montse, Cris, Celeste, Patricia, Verónica y mis otras compañeras de entonces. Ahora mis compañeras son otras (Isabel, Paula, Adriana, Lucía, Íria, Arantza, Itziar, Lorena, Raquel, Jess, Alba e Isa)... junto a ellas acabé el partido, el cual perdimos, por desgracia... y quizá nadie lo supera antes pero siempre me he sentido culpable de ese resultado. Mis compañeras de equipo tuvieron que “comerse” en cuatro días un despliegue de medios y presión mediática imprevisto e impredecible. Algo con lo que nadie contaba, ni yo misma, y del que nadie les habló.

Han pasado seis semanas y no he parado de atender a más medios de prensa, escrita, de radio y de TV... estuve al día siguiente en un magazine de TVG grabado en Vigo, hice una entrevista para un colaborador de La Vanguardia durante el trayecto de ida, a la vuelta concreté una entrevista con Info7 Irratia, una emisora de Bizkaia (Euskadi) con Mikel Irigoien. Atendí a Ramón Fuentes, periodista de Público, a Óscar Martínez, locutor de Radio Marca Coruña, a Michael Robinson, de La Ser... y tuve algunas propuestas más que rechacé.

Ahora estoy inmersa en un proyecto de actividades junto al Servicio de Bibliotecas Municipáis da Coruña, he concertado unas charlas en la Facultad de Periodismo de la USC, una charla en Ponteareas para una Asociación Cultural, donde estaré con una locutora de radio de la Radio Galega, y más. Como por ejemplo la propuesta de sumarme al equipo de deportes de la FELGTB y al equipo de trabajo del Colectivo “EL ANDAMIO DE ENFRENTE” entre otras muchas cosas.

0 comentarios:

Publicar un comentario